Cristianos: el genocidio silenciado

Posted by Ictus on martes, diciembre 14, 2010

Por Teresa García Noblejas, secretaria de Profesionales por la Ética y colaboradora de la Cadena Cope y de Popular TV
Como ha informado la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), entre otras instituciones, la violencia contra los cristianos ha aumentado en los últimos años en todo el mundo. Los casos de India, Pakistán o Iraq son especialmente sangrantes: encarcelamientos sistemáticos por parte de las autoridades, asesinatos masivos, violaciones, saqueos e incendios de viviendas. Muchas de estas acciones son toleradas por las autoridades.
La libertad religiosa es inexistente en buena parte del mundo pero la persecución contra los cristianos empieza a adquirir carácter de genocidio, una operación sistemática de exterminio que apenas encuentra eco en los medios de comunicación generales.

Para los creyentes, el testimonio de estos cristianos resulta alentador aunque también nos avergüenza al contrastarlo con nuestra tibieza espiritual, con nuestra mezquindad y cortedad de miras. Como todos los mártires de la historia, a los cristianos perseguidos de hoy les sostiene la fuerza de Dios. Su situación mejoraría notablemente si renunciaran a su fe, una acción a la que se niegan, como ha sucedido en el caso de Asia Bibi. Nuestra oración es la mejor ayuda que les podemos prestar.

Pero como somos también ciudadanos tenemos el derecho y el deber de utilizar todos los medios legales para denunciar ante la opinión pública, las instituciones, los gobiernos y los parlamentos, que en demasiados países se ha abierto la veda (si es que se había cerrado alguna vez) y se ha decretado la caza del cristiano. Y que el problema nos afecta a todos, no sólo a los creyentes. La libertad religiosa es el fundamento de las demás libertades; si se vulnera sistemáticamente nos afecta a todos.

Una ocasión privilegiada para hacer pública nuestra solidaridad con los cristianos perseguidos es firmar aquí la declaración por la libertad religiosa que ya han suscrito miles de personas en España. Y un gesto muy concreto es asistir al acto que se celebrará el próximo jueves 16 de diciembre (19, 30 h.) en el Aula Magna de la Universidad San Pablo CEU (c/  Julián Romea, 23. Madrid) para apoyar a los cristianos perseguidos. El acto contará con la participación y el testimonio de tres obispos de las comunidades católicas de Irak. No podemos faltar.
Teresa García-Noblejas